Jueves 12.01.2017
Piancho
Piancho
¿Qué tal mis amigos? ¿Cómo están todos Ustedes? Espero que muy pero muy bien
Yo en estos días medio “ahogado” por los calores enormes, como el del lunes que a las 15:00 horas me tuve que poner a la sombra sí o sí porque estaba totalmente “borracho” sin tomar una gota, por el calor. Andaba caminando por la calle San Lorenzo y en un punto me vino un “sofocón” de aquellos, que me obligó a sentarme un buen rato en unos bancos que existen casi llegando a calle Córdoba acá en Posadas. No daba más. Pero en fin, así son las cosas, nunca nevó en Posadas, siempre hizo un calor de locos, pero no sé si son los años o qué, pero ahora siento la sensación que hacen temperaturas más altas. Por ejemplo, ese lunes del “apriete” llegó a 44 grados de calor, peligro!!!! que si uno se descuida, o te da un golpe de calor o insolación, que te manda al tacho con la salud, pero en fin, cualquier cosa ahora, menos andar desatento o dormido sin cuidarse uno. Hablando de cuidarse y salud, estos días que pasaron leí unos diarios viejos y les digo que no podía salir del asombro por lo que cuentan muchos medios de prensa, que para mí que son pagados al propósito para dejarle mal a los que aparecen en esas publicaciones. Por ejemplo, me cuesta creer unas declaraciones del Mauricio Macri de su salú. Yo todavía creo que se mandó un chiste “malo”. Textualmente, dijo Macri que el anda medio “torcido” de la salú, porque: "Me está pasando factura por mi exceso de preocupación por la gente". La verdad que me asombró con este asunto y miren que uno medio que está más que veterano en estas cuestiones. Pero fue muy detallista en cuanto a los motivos de su preocupación. Describió Macri que su salud le está "pasando factura", debido a que "se obsesiona por hacer más cosas que la que el físico le permite" por un "exceso de preocupación por la gente". No contó mucho sobre qué es lo que le sucede concretamente, pero si uno le mira atentamente cuando aparece en la tele el Presi, su cara no es de las mejores. Casi que como demacrado, blanquiciento aparece, con muchos, pero muchos más años de vida que los que tiene Macri. Blanco, color casi que “marmolado”, “blanquiciento” diría mi amigo el Oscarcito, pero bueno, no es que hagamos apuestas con el tema sino que es un comentario medio que generalizado que “algo” le está sucediendo al Mauricio. Ojalá Jesucito quiera que no sea nada, sino, si se nos viene “abajo” ni con un guinche lo levantamos más al Mauri este. Pero bueno, las preocupaciones es verdad que te traen arrugas y a veces un poco de vejez; pero de allí a la enfermedad, sólo si uno hace alguna cosa que no le está gustando y a este Mauri, seguro pero seguro que no le gusta mucho “preocuparse tanto por la gente como dice él, y bueno, viene la pataleta al hígado como parece que le da al pobrecito. Con esa cara. Bueno, no nos preocupemos tanto, que el Jesucito con su sabiduría infinita nos da a todos no más de lo que merecemos, de eso miren que estoy seguro pero seguro. Por eso seguramente que a mí, hasta ahora nunca me dio lo que ando pidiendo, hace como 93 años, casi desde que tengo uso de razón. Pero en fin, algún día por ahí me toca. Lo que sí les puedo asegurar mis amigos, que a este Mauri Macri, si los pobres son los que le preocupan tanto y son, cada vez más y más, quedará medio que con un píe acá y otro más allá bien prontito nomás, con eso de los recortes y recortes a todas las “cositas” que nos dan a los más pobrecitos como yo. Pero bueno, mejor arranco nomás la columna, no sin antes decir, que ojalá Jesucito le ayude al Mauri y le de mucha pero mucha salú, para que pueda ver bien su obra en “beneficio” de los más humildes sobre todo.

NO PERDONA A NADIE
EL TAL POR CUAL
No sé Ustedes mis amigos, pero yo ando pensando cada vez con más “fuerza” que este nuestro planeta que llamamos Tierra cada vez más va de mal en peor por todas las cosas, que todos los días hacen los humanos de carne y hueso, una más loca que otra, una más violenta que otra, una más cruel que otra, “inhumana” dicen, de humanidad ni hablar. Sólo pensemos en los cientos de femicidios que día a día se ejecutan a lo largo y ancho de nuestro País, en los miles de niños abusados, en los millones de niños en la pobreza más absoluta, que verdaderamente ofenden y avergüenzan a la condición humana, sin que a nadie se le caiga una “idea” para tratar de cambiar ese desastre hacia el cual caminamos, pero bien rápido. Yo no creo que veré el futuro no muy lejano, pero sólo pensemos nuestra Argentina con los millones de niños de hoy sin futuro alguno, en una sociedad donde valdrá el conocimiento exclusivamente y ellos casi analfabetos, drogadictos desde los 7 u 8 años. Verdadero desastre social, además de una inseguridad que obligará a andar armado las 24 horas del día, es un escenario pero seguro. Pero sin ir más lejos “se enteraron el caso del bisnieto que le robó y casi mató al abuelo, acá en nuestra Misiones? ¿No sabían? Les cuento. ¿Pero y esto? ¿Qué es sino un verdadero desastre social y humano? En San Vicente, en esa zona tan pujante y en constante crecimiento un menor de 14 años, junto con un cómplice, de género femenino, menor igual que él, de sólo 16 años la chica, armados los dos, asaltaron al bisabuelo del niño delincuente, un anciano. La policía intervino en el hecho, sucedido el sábado aproximadamente las 23:30. Por esas horas, el bisabuelo del menor dormía en su casa del kilómetro 48 del barrio Unido, en aquella localidad. La placidez del sueño del anciano fue violentamente interrumpida por ruidos en el interior de su casa. Se levantó el dueño de casa para encontrarse en su cocina con un ladrón armado con un puñal y encapuchado. El hombre mayor, levantando la voz enfrentó al menor que le tiró varias puñaladas sin lograr asestarla porque el hombre mayor con una agilidad impensada las esquivó y salió afuera de la casa yendo directo a la Policía para hacer la denuncia. Es que el ladrón le robo un dinero que tenía el anciano y su celular. Después que se radicara la denuncia, pasado un buen rato, la Policía se constituyó en el barrio y empezó la búsqueda del delincuente. Aunque parezca poco creíble, por la tremenda efectividad, la Policía ubicó al delincuente. En medio de la noche y con un “linterneo” eficiente localizaron al encapuchado en la copa de un árbol cercano al domicilio asaltado. Pero enorme fue la sorpresa del bisabuelo cuando al quitar la capucha se encontró con su bisnieto en la escena. El pobre hombre casi se muere ahí nomás de la tristeza, sobre todo al recordar las “puntadas” que le había tirado su pequeño pariente que casi lo mandan al más allá. Interrogado por la policía, sobre los móviles que le habían llevado a tamaña acción contra su bisabuelo, el menor delincuente acusó a una cómplice de 16 años como la ideóloga del asalto por lo cual tras un interrogatorio a la menor en cuestión también fue detenida. Inicialmente. Pues pronto recuperaron la libertad por sus condiciones de menores ambos. Hasta acá la historia. Queda el gusto amargo para el desconsolado abuelo a quien seguramente le quitaron toda, pero toda, esperanza para la continuidad de su linaje, ante el descarrío de la ilusión de sus ojos su pequeño bisnieto delincuente. Un ejemplar de aquellos, que Dios quiere que no se crucen en el camino de nadie en una noche oscura en la calle. Es que es capaz de cometer cualquier delito, aun de matar, como casi ejecutó a su bisabuelo. Mis amigos me queda sólo algo más en este tema: a todos Ustedes ¿qué les parece? ¿qué opinan?
EL “SECUESTRO” DE SILVA DICO
Mis amigos, yo hasta ahora sólo seguí el caso del juez este, el tal Silva Dico, juez laboral, que denunció que le quisieron secuestrar y hasta matar parece, porque en medio de su relato que realizó a la prensa dice que le dispararon a la hora que un sujeto se introdujo en su auto, portando un arma con ánimo de llevarlo del lugar, repito siempre, según sus dichos. ¿Quieren que les diga qué pienso desde mis adentro? Yo me puse a averiguar los comentarios que tiene este hombre en los pasillos de los juzgados y les digo que no salió bien parado. Por lo pronto, parece que sus sentencias no son muy “ajustadas” a derecho, mucha critica, dicen que suele hacer muchas “conclusiones” no tan cercanas a las pruebas, que son un verdadero desastre, etc, etc, etc, por lo que paré ahí nomás la “encuesta” porque pobre, nada justifica que le asalten y menos que le quieran secuestrar, pero en fin, los hechos son los hechos y las opiniones son las opiniones. Pero parece que hay un detenido “pesado” dicen por el hecho, que se “declaró” inocente absoluto en el acto de violencia con “uso de armas”, sip, aunque parezca increíble. Escarbé un poco entre los expedientes y parece que todo tiene que ver con un reclamo de un homicidio, quiebra y procesos laborales y una amenaza concreta: “no insistas contra….porque sos boleta”. Digo yo, ¿qué es esto? ¿Qué tipo de violencia empezó a aparecer por nuestras calles? ¿Cuál es el origen? ¿Qué tienen que ver en ella los propios hombres de la Justicia? ¿Tienen algo que ver? Miren, les cuento que hace unos años había un funcionario judicial que solía amenazar con traer “asaltantes” para cometer delitos en nuestra Provincia. Hasta un Jury le hicieron donde se probó todo, pero finalmente intervino “la política” y el hombre zafó entre los indios. Yo me preguntó, ¿habrá dejado esas prácticas de “armar bandas” este delincuente que está todavía hoy en la Justicia? No sé. Pero estos hechos que les estoy contando mis amigos, son verificables todos.

MURIÓ ATRAGANTADO
Miren, dicen que la angurria y la gula es uno de los pecados capitales que no tienen redención o perdón. En estos días, en la provincia de Entre Ríos ocurrió un suceso que puso a prueba eso de que tiene perdón o no el pecado de la gula. Pero fue mucho más lejos la cuestión de si el pecado de la gula es condenado o perdonado en el más allá. En este caso, un desaforado angurriento murió como consecuencia de comer mal. A Ustedes seguramente ahora se les habrá despertado un poquito la curiosidad. ¿O no? Pero les cuento lo ocurrido. Alfredo Ramón Musubana, era un hombre de 65 años de edad, que vivía en la Ciudad de Paraná y el 31 del 2016 se encontraba con su hijo cenando, despidiendo el año, este tan duro que nos tocó a todos los argentinos. El caso es que Musubana tenía para comer en esta noche maldita para él pues le llevó su vida, de la forma más impensada. Relata su hijo, con quien compartía el momento, que su papá comía apresurado, rápido, que por momentos estaba como angustiado y en una de esas se le atragantó un pedazo de carne en la tráquea y pese a golpearle la espalda y levantarle los brazos de manera repetida no logró que le pase el tremendo pedazo de carne por lo que decidió llevar a su padre al Hospital San Martín, lo que llevó a cabo con la ayuda de unos vecinos. Llegaron, pero ya estaba todo morado el infortunado hombre. La autopsia fue clara: “muerte traumática por ahogamiento”. Murió como consecuencia de que se le atravesó un pedazo grande de carne, provocándole asfixia y posteriormente la muerte. Una trágica y triste forma de ir de este mundo, ahogado por la gula, el apetito. Un apetito desmedido, tanto que le llevó a la muerte, en el inicio de un nuevo año que no existirá nunca para el hombre que por no saber controlar su hambre, su apetito encuentra la muerte que estaba oculta, agazapada en sus instintos sin dominio. Un ejemplo que en la vida más vale la paciencia, la prudencia, la mesura, que la glotonería.
Mis amigos, me empiezo a despedir en este nuestro primer contacto de este año 2017. Un año, que según algunos anuncios puede ser bueno, por lo menos mejor que el 2016 que hace unos días nomás lo enterramos, felizmente nosotros a él. En este 2017, todas nuestras fuerzas para acompañar a la esperanza que sabremos levantarnos de entre todas las adversidades que se nos presenten, para una vez más traer con alegría el pan de todos los días a nuestra mesa y la de nuestros hijos, familia. Teniendo siempre presente que entre todos juntos saldremos adelante. Que esta vida es un proyecto de todos tirando el carro de la esperanza y felicidad. Mis amigos, un fuerte abrazo a todos. Con mi especial pedido de que cuiden su salú, que las pestes están ahí en las puertas de la falta de limpieza de nuestros hogares y barrios. Hagan el amor como nos enseña Jesús, sean solidarios con los más humildes y necesitados. Con las gracias de siempre por tenernos hoy en sus manos pues así podemos salir a la calle todos los días les saludo con un hasta la semana que viene en este nuevo año 2017, que será de bendición y mucha salú.
Piancho de la Calle.
Enviar
Comentarios


CANAL 2 MISIONES

Tapa Semanario 1010
Tapa Semanario 1010
Tapa 4796
Tapa 4796
Contratapa 4796
Contratapa 4796

Casino Club Posadas Misiones

CANAL 2 MISIONES




La Verdad SRL ®2003 DNDA N° 5244171
Rademacher 3715
Tel.: (0376) 442-2024 | 443-9556
Email: noticiasdelacalle@gmail.com
Posadas - Misiones - Argentina
Volver Arriba
- Tapa
- Contratapa
- Provinciales
- Carta de Lectores
- Hechos
- Murmullos

- Piancho
- Entretenimiento
- Clasificados
- Ediciones Anteriores